SU VIDA

Ricardo Arjona (Guatemala, 19 de enero de 1964), es un cantautor guatemalteco de música de los géneros pop y balada.

Nació en el municipio de Jocotenango, del departamento de Sacatepéquez, hijo de Ricardo Arjona Moscoso y Mimi Morales de Arjona.

Su familia se trasladó a la Ciudad de Guatemala cuando tenía 3 años. Allí vivió su infancia e inició sus estudios académicos y musicales. A los 21 años, tuvo la oportunidad de grabar su primer disco que se conocería bajo el título de Déjame decir que te amo. Esta grabación no resultó de su agrado, lo que lo llevó a dejar el mundo de la música profesional. Después de esto, durante algunos años orientó su vida a la realización de diversas actividades, una de ellas, impartir clases en la Escuela Primaria Santa Elena IIII.

Sin embargo, volvió a retomar la música y lanzó un segundo disco. Su placa musical Jesús, verbo no sustantivo significa su consolidación definitiva como compositor y cantante. El éxito de las ventas que consigue ese álbum lo convierten en el más vendido de la historia en algunos países de Centroamérica. Sin embargo, a nivel internacional todavía era desconocido.

Aunque en un inicio estudió arquitectura e ingeniería, se graduó en la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

En su honor, un salón de esta universidad lleva su nombre y también una calle de su ciudad natal.

Ricardo ha sido un gran deportista con habilidad de sobresalir en varios de los deportes que ha participado. Sin embargo el baloncesto fue su pasión y logro marcar 78 puntos en un solo encuentro, récord de Guatemala que mantuvo por más de 2 años.

Ya consagrado, decide viajar a Buenos Aires, donde se mantendría durante 1986, 1987 y 1988. Allí se ganaba la vida cantando temas suyos e incluso tangos en la Calle Florida y en algún bar de la calle Suipacha. Todo aquello fue, como él dice, "para poder poner los pies sobre la tierra nuevamente", ya que la fama lo había elevado tanto que el compositor se había ido.

En 1989, Ricardo Arjona representa a su país en el festival OTI (similar al Festival de Eurovisión), que tuvo lugar en Argentina. Ricardo Arjona participó con la canción "Con una estrella". A su regreso a Guatemala, graba esta canción en un disco de 45 rpm. en el que incluye también la canción "Aquí en El Salvador". Diez años más tarde de aquella participación en el Festival OTI, editará el disco Sin daños a terceros.

Entre 1989 y 1990 compone canciones que serían interpretadas por otros artistas. De la mano del productor Marcos Flores, Ricardo Arjona escribe algunos temas para el álbum Energía es amor del grupo Boliviano Microchips entre las que destacan "Por eso te quiero", "A la luz de la luna", "A la hora del recreo", etc.

Entre los años 1992 y 1993, Ricardo Arjona financia un nuevo disco que sería el que lo llevaría a la fama: Animal Nocturno.

Así, de a poco, fue progresando con discos como, Historias, Si el norte fuera el sur, Sin daños a terceros, entre otros que lo llevaron a alcanzar su actual fama internacional.

En la ciudad de Buenos Aires (Argentina), conoce a Leslie Torres con quien tuvo dos hijos: Adria y Richard. Posteriormente en el año 2005 se separarían.

AUTOBIOGRAFÍA (TEXTO EXTRAÍDO DEL SITIO OFICIAL)

Yo nací en Cádiz, España en el año 1855. Me llamaba Juan Arjona. Mis padres fueron Don José Arjona y Doña Josefa Vartelo. Después de una vida sin rastro salvo por unos cuantos hijos, 2 novias y una esposa, morí de Tisis a los 37 años y tres de mis hijos se hicieron al mar en busca de cualquier cosa. Nací de nuevo como Ricardo Arjona Fassen en el año de 1891. Mi madre Ana Figueroa murió justo el día en que nací por complicaciones en el parto. La escasez y la muerte de mi padre me llevaron a un nuevo continente junto a dos de mis hermanos, llegamos a Guatemala y meses después uno de ellos de profesión payaso se dirigió al sur y jamás volví a saber de el; el otro se fue al norte, justo al sur de México y le perdí el rastro para siempre. No me quedó mas que quedarme conmigo y con las continuaciones de mí que se fueran dando. Radiqué en Tecpan, Guatemala y puse una panadería. Aurora era mi esposa y con ella concebí varios hijos, uno de ellos Ricardo. Cuando Ricardo Arjona Moscoso cumplió los seis años a mi me dio por morirme y no me quedó mas que empacar mis cosas y buscarme un lugar en el cuerpo de mi hijo para perdurar unos años mas. Viví en Tecpan, Guatemala hasta los 15 años cuando fui a parar de interno en la escuela para maestros de la Alameda. Después de 3 años, graduado y con ganas de conocer el mundo, un nombramiento del ministerio de educación me llevó a un pueblo llamado
San Agustín, Acasaguastlan donde conocí a Mimi, una maestra empírica, guapa y alta con la que me case años después por culpa de un accidente con nombre de mujer que hoy es mi hija mayor. Hoy, soy el tercer hijo de Ricardo y Mimi, nací en un pueblo que se llama Jocotenango donde mi padre fue maestro de la escuela por algunos años. No tuve una historia importante, nunca me destaqué en la escuela salvo por mis desordenes de conducta y uno que otro gol en la liga escolar. A los 8 años mi padre me regalo una guitarra y me reencontré con Juan, mi bisabuelo Español, que quiso ser músico hasta que la tuberculosos le arrebato la vida. Quizás fue por eso que cuando tuve el instrumento en mis manos fue como reencontrarme con mis ancestros, tan lejanos, inciertos y desconocidos como las profundidades del mar y del tiempo que nos separaron siempre. Hoy, podría abundar diciendo las cosas que dijeron tantas veces. Los discos que tengo, las canciones destacadas, los premios conseguidos y hacer una biografía lo suficientemente completa como para lucir después de leerla mucho mas grande de lo que realmente soy. Es el 2008, soy el cuarto de los Arjona que habité, dos de ellos nacidos en el viejo continente y los últimos dos, Ricardo Arjona Moscoso y yo Ricardo Arjona Morales nacidos en Guatemala. Tengo una Moto Harley que siempre soñé; tengo las deudas pagadas, por lo menos las del dinero; 14 discos unos mejores que otros y desde hace dos años vivo en un
QUINTO PISO que nunca habité. Desde allí, digerí cada una de las historias, las lloré, las reí y padecí como hacia muchos años que no lo hacia. Seguramente cuando me pregunten diré durante los próximos seis meses que este es el disco mas importante de mi carrera, hasta que mi ego y sueños empiecen a volar hacia otra parte. Las catorce canciones nacieron de parto natural, como debe de ser, las cesáreas en esto de las canciones servirán para los autores de oficio y las necesidades del mercado. Soy Ricardo Arjona estoy por cumplir casi doscientos años y estoy feliz viendo la vida pasar desde este QUINTO PISO.