¿Indecisa con tus compras?
Analizar lo que te conviene ... te puede ayudar

Es el gran día, te pagan el sueldo y enseguida pensás que pilcha me puedo comprar?
Pero a no enloquecerse chicas!!!, hay que pensarlo muy bien: Lo primero que tenés que tener en cuenta es cuál es tu presupuesto, no es cuestión que te gastes todo y después no tengas ni para la luz.

Tratá de ponerte un monto y no pasarte, después considerá cuáles son las propuestas del mercado y así ya podrás empezar a incursionar en él.

Además, a la hora de elegir que ponernos, la mejor manera de hacer rendir tu dinero es preguntarte con sinceridad, cuáles son tus principales actividades: ¿sos mamá full time?, ¿laburas 12 horas por día en una oficina? ¿tienes mucha vida social, muchas fiestas?

Cuando compres una prenda evaluá la cantidad de veces que la vas a usar, el precio debe ser directamente proporcional a las veces que te la vas a poner, esa regla es infalible!!

Al mismo tiempo no olvides de chequear calidad, lo más aconsejable es que lo nuevo combine con muchas de las prendas que ya tenés. El mantenimiento y la actualidad, son fundamentales, una buena opción es apostar a lo clásico para no perder nunca ... ya que esos clásicos son los eternos salvadores de tu guardarropa.

En conclusión, piensa y luego compra! Y… Avanti morocha!